Lujuria Vegana

Siempre he dicho que hagas lo que hagas, debes hacerlo como si te fueras a morir mañana, no por una obsesiva entrega personal, sino por la necesidad de que eso que has hecho es lo que querías en ese momento y representa lo que eras en el instante en que lo hiciste. Francamente, espero que el joven chef  Tony Rodriguez se vaya a dormir tranquilo por las noches después estar trabajando en algo por lo que siente tanta pasión como desprenden su marca y sus palabras.

Verle trabajar en su obrador de Lujuria vegana y escucharle con los oídos bien abiertos, hablar sobre sus tartas, sus influencias de la pastelería parisína, los aromas, los colores y un cuidado gusto por el detalle es sin duda una experiencia como mínimo inspiradora.

Tony, informático de profesión, vegano de convicción y chef y maestro repostero por vocación, comenzó a cocinar tartas y cupcakes sin grasas animales para su novia (también vegana) y poco a poco ha convertido un sencillo acto de cariño en una marca sólida que reinventa la repostería defendiendo su postura en defensa de los animales y cuidando al detalle un producto que lo dice todo de él.

Su repostería se encuentra ya en los menús  de una gran cantidad de restaurantes  (no necesariamente vegetarianístas) y se ha convertido en la ciudad condal, sin lugar a dudas, en uno  de los máximos exponentes a tener en cuenta dentro del terreno de la cocina creativa y la repostería artesanal.

Una tentación para los amantes de los pasteles, como un servidor, ya sean veganos o carnívoros, mejor probar primero y juzgar después, su carrot-cake siempre me ha parecido algo de otro mundo…

Link: lujuriavegana.com // On Facebook

1 Comentario

Deja un comentario