Louise Bourgeois: De lo oscuro del pasado

Ayer mi corazón se encojia con la noticia de la muerte de una de las artistas que mas han marcado mi carrera y mi manera de entender el arte y la belleza, tanto a nivel conceptual como estético.

Louise Bourgeois murio el lunes 31 de Mayo de 2010 a los 98 años en NY dejando como legado una obra tremendamente prolífica que ocupó toda su vida y que sufrió una evolución a través de las decadas, pero que giró siempre en torno a la sexualidad, la familia y la vuelta a transtornos del pasado..

Su trabajo ha sido en contables ocasiones un estandarte para colectivos de feministas y lesbianas, si bien su obra, a pesar de tener caracter feminista, nunca se pronuncia al respecto ni tiene un discurso de defensa homosexual. Como ella siempre explicó: “Mis obras son una reconstrucción del pasado. En ellas el pasado se ha vuelto tangible; pero al mismo tiempo están creadas con el fin de olvidar el pasado, para derrotarlo, para revivirlo en la memoria y posibilitar su olvido” En ellas habla de su madre, su padre (cuando sus obras son altamente antimasculinas son un ataque directo a su padre, no al genero), de sus vivencias de infancia.. utiliza su obra como una experiencia catártica para redimir su pasado. A través de ella deja latente su tremenda fragilidad, y gracias a ella consolida su fuerza.

Cuando era pequeña vivian frente a un matadero, esta experiencia se dice que ha calado de manera decisiva la estética de su arte, asi como la constante tenacidad en el trabajo de su madre, su enfermedad (que una infante Louise cuido a pie de cama) la falta de su padre por la guerra y sus posteriores amorios con la institutriz, fueron parte de los factores que mas han marcado su obra.

Vuelve una y otra vez al oscurantismo de su pasado para intentar superarlo y olvidarlo (la paradoja de su carrera), para hacerse fuerte a través de su debilidad y para construir el presente.

Se dice de su trabajo que no esta directamente influenciado por nada.. no hay precedentes estéticos, y que, sin embargo, ha influenciado a varias generaciones.

Tras una instensa carrera artística, logró el reconocimiento internacional en la decada de los 90, joven hasta el ultimo minuto, dijo una vez: “Happy people have no stories” una verdad como un templo.

Louise Bourgeois (Paris 1911- New York 2010)

Deja un comentario